viernes, 22 de agosto de 2014

Finalizando Agosto y con él las Vacaciones, el Veranito...

(Imágenes tomadas de Internet)

El verano va llegando poco a poco a su fin, y con él regresa la ansiada Calma!!

Hemos tenido horarios mas dispares y sueños mas tardios...



¿Quieres unos consejillos para empezar a ponerte las pilas con vistas a las rutinas diarias?

1. Empezar por cambiar los horarios. Es bueno comenzar a cambiar el horario más laxo y relajado propio de las vacaciones, por el que empezarán a vivir en unos días: volver a las rutinas, cenar antes, acostarse más pronto, levantarse más temprano, sin necesidad de levantarles ya a las 7 de la mañana, pero sí comenzar a regularizar su propio reloj biológico.

2. Probar uniformes, ver herencias  y marcar la ropa.  El día antes prepararlo todo en una silla para que el primer día no vaya el niño estresado, ni los padres. Los zapatos limpios y colocados junto a esta silla para facilitar lo más posible este momento.

3. ¡Los deberes de verano! Algunos niños dejan todo para el final y si no hemos estado pendientes, puede que nos llevemos alguna sorpresa... Ver si han terminado los deberes que se les mandó de refuerzo para las vacaciones, por si tuviéramos que rematar; si están hechos prepararlos en una carpeta o en la mochila del colegio.

4. Calzado escolar. Los zapatos no deben heredarse, el pie crece especialmente en verano y además pasar de ir con "chanclas" al calcetín y zapato cerrado les cuesta. Hacer prueba en casa y tenerlo previsto.

5. Fuera prisas. Las prisas son malas consejeras, es mejor levantarse una hora antes y desayunar con paz, dejar la mesa del desayuno lista la noche anterior, salir sin prisas, llegar un poco antes al colegio para no comenzar el curso corriendo, con gritos y "soltando" al niño en clase desde el primer día.

6. Refuerza y acertarás. Para evitar estar arreglando bajos de los uniformes y 'babis' todo el año, se puede pasar los dobladillos con la máquina de coser y reforzar los bolsillos que suelen romperse el primer mes de colegio.

7. Tiempo de estudio. Cuando empiece el colegio entended que no puede pasar de estar todo el día jugando a estudiar intensamente, ayudarles al cambio progresivo de modo que aunque no haya deberes, desde el primer día se siente un rato e ir aumentando: 15 minutos, 20, 30. Hasta lo que sea apropiado a su edad.

8. También los padres debemos cambiar el chip: podemos preparar nuestra ropa el día anterior, tener el maletín para ir a la oficina y todo lo necesario organizado la noche anterior, para que no perdamos los nervios a primera hora de la mañana. Así además enseñamos con el ejemplo.

9. Es necesario escoger una buena mochila para evitar el exceso de peso, las malas posturas y el dolor de la espalda. En este sentido, el presidente del Colegio de Fisioterapeutas de Madrid, José Santos, a través de un interesante vídeo, da las claves para elegir la mochila correcta.

10. Ir al colegio. Puedes organizar rutas con los vecinos para no tener que hacer los dos viajes: unos los llevan a la ida otros a la vuelta, o bien por días de la semana. El no sentirte atado los cinco días de la semana yendo y viniendo al colegio es algo que también aligera la tensión, además del ahorro en combustible.

(Fuente: Hacer familia)


y lo mas importante de todo... que los niños/as tengan ganas de regresar al colegio, sino, deberemos motivarles.






No hay comentarios:

Publicar un comentario

Jornadas Puertas Abiertas: Inscripción.